domingo, 13 de marzo de 2011

ROMPIENDO CON LA MONOTONÍA

A veces para algunos, lo que es cotidiano se vuelve rutina La rutina favorece a que en muchos se olvida la procedencia de todo aquello de lo que la persona se sirve y le sirve, olvidando su origen lo que suponen los beneficios que aportan y sobre todo lo que en sí entraña.
El retomar contacto con una de los aspectos que son vida y favorecen a mejorar los diversos estados de la persona, es el reencuentro con la naturaleza.

El reencontrarse con la naturaleza, disfrutarla, captarla, en conclusión contemplarla hasta hacerse una con ella, es una invitación al reencuentro con la vida.

Es importante saborear desde el interior despertando todos los sentidos e identificando las emociones que florecen ante un reencuentro con la naturaleza que es la muestra más espectacular del auténtico estado viviente.

Implicarse en este redescubrimiento es romper con la monotonía, con la cotidianidad, incluso es un despertar de un estado de desesperanza.
Isabel Gómez

1 comentario:

Ducky dijo...

Tomarse un tiempo para mirar con detenimiento a nuestro alrededor y dejarse emocionar por la cantidad de cosas que nos pasarían desapercibidas. Por ello me gusta la fotografía, me obliga a mirar.

Buen documento, Isa.
Me quedé con las ganas de darte un abrazo. Otra vez será.
Besos