lunes, 30 de mayo de 2011

"HOY PUEDE SER UN GRAN DÍA. DE SERRAT"


A punto de concluir el mes de Mayo, me viene a la mente la letra tan optimista llena de vida de Joan Manuel Serrat: “Mañana puedes ser un gran día”.
Hacía tiempo que esta canción no la escuchaba. Gracias a una entrañable amiga mexicana: Marta Aleso, se refrescó mi memoria con la versión elegida y que hace unos días colgaba en facebook.
Esta letra es propicia para cada día del año, para cada circunstancia de la vida, ya que es un canto a la esperanza, es más, diría que es un canto a la vida en sí (la que se va forjando segundo a segundo hasta llegar la noche así como transcurrida ésta, saberse despierto para un nuevo andar).
Desde que tengo uso de razón, esta canción era un lema en mi vida, sólo que lo descocía. En el silencio, el contexto tanto interno como externo se aprecia mejor, despertándose los sentidos para dar un  nuevo rumbo a todo un humano.
Para mí, una persona que es signo es esperanza, confianza, seguridad total, a la vez de ofrecimiento total desinteresado de su SER, es como para muchos de los católicos creyentes, la consideran a María. Este mes es mariano por excelencia lo que se constituye desde mi punto de vista en el mes de la esperanza, del sí continuo a la vida, del resurgir en todo momento sean las circunstancias que sean.
Desde mi opinión, en lo social, este mes tal y como lo percibo deja su huella en las virtudes que arriba señalo: el llamado 15 M (el inicio de la revolución de los INDIGNADOS), que a día de hoy es eco en diversos países del mundo que buscan un cambio social, de bases; cambiando estructuras caducadas en sociedades reprimidas por sistemas económicos despiadados.
Así, también, es un mes que a través del cual de lo deportivo ha conseguido distraer a muchas mentes gracias al espectáculo deportivo que más masa humana consigue mover: el futbol. Gracias al pasado 28 de Mayo en dónde dos excepcionales rivales brindaron un gran espectáculo deportivo  zaceando el clamor de muchos aficionados, el Futbol Club Barcelona se alzaba con la copa en la fina de Wembley con la copa de la Liga de Campeones.
Con estos referentes ya históricos, ¿cómo negar que mañana poder ser un gran día y al otro también, si hay quienes colectivamente trabajan para ello? , ¿Cómo negar que el mes de mayo lejos de ser un mes más es un mes excepcional en lo personal así como en lo social? Entonces, que más es necesario para que esta canción resuene en el SER de los hombres y traiga consigo ¿un compromiso individual de participar con su historia personal tanto como se busca participar en la historia colectiva?
Isabel Gómez

1 comentario:

Ducky dijo...

Esta canción es mi himno, la que me canto y repito tantas veces como sean necesarias para no olvidarme.
Besos