domingo, 26 de marzo de 2017

A mi "Ser Anónimo": entrañable amigo

El presente artículo, lo acabo de reeditar con pequeñas correcciones de tipo gramatical y semántico. 
Así mismo he decidido cambiar el título original con el que lo lancé. 
Lo lancé, un 24 de Marzo, del 2014, bajo el título de: "A mi ser anónimo entrañable amistad". 
Volví a él, porque el espacio dedicado a los recuerdos publicados en Facebook, me llevó a él. 
Con tantas cosas que pasan en la vida y en el día a día, sinceramente, tardé en reconocer a la persona a quien dediqué estas líneas, pero finalmente, conseguí recordarlo, tras un par de lecturas que a éste le dí,  y, cómo sí reconocí al personaje que me inspiró estas líneas, y reconozco su estado actual, he decidido volver a lanzarlo. 
Sinceramente, cosa rara en mí,  me tomé la molestia de volver a leer esta entrada en mi blog (cosa que casi nunca hago con aquello que escribo), ante la curiosidad de saber ¿qué había escrito? y más aún, ¿a quién?.  
Para que ésto siga siendo una intriga, no revelaré el nombre de aquel "Ser Anónimo", quién me inspiró estas líneas, pero sí he decido volver a dedicarle este corto y con él, mi sentir, porque conforme pasa el paso del tiempo, mi cariño sincero y mi amistad a él, es entrañable. 
Así que, he aquí una vez más, esta nota. 



De mirada brillante y pícara, rápida para actuar, encontrar respuestas y solucionar situaciones adversas y diversas, así te conocí.

Te conocí mi ser Anónimo, en un contexto particular en donde nos unían lazos en común. 

Te conocí, con la oportunidad de poder aprender continuamente cosas nuevas de ti.

Tu entusiasmo, ímpetu, constancia, amor a los tuyos, cuidadoso con los que se te acercaban, trato serio y respetuoso, (si era necesario) marcando discreta distancia pese a la cercanía que hacia tu persona ofrecías, empático, para acoger a todo el que se te acercase en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia. 

Aún así te recuerdo, mi entrañable y noble "Ser Anónimo". 

Con tu picaresca sonrisa, de voz suave, cantada y profunda, pero firme, casi juguetona..., buscabas siempre dejar las cosas claras para todas las partes, con exquisita elegancia. 

Con actitud disponible para el trabajo, aspirando siempre a lo mejor para progresar. 

Teniendo en todo momento presente a tu familia por quiénes te desvivías, y que en fondo, fueron quienes marcaron en tu vida inesperadas rutinas, agotándola  ante circunstancias no previstas pero que son esperadas, como ley de vida. ¡Ni por ello, tu ánimo cesó!, todo lo contrario. En todo momento demostraste coraje, levantándote una y otra vez ante las adversidades que se te iban presentando.  

Ahora tras muchos años de conocerte..., de pronto me sorprendes. Sólo a través de tu mirada, la que provisionalmente parece otra, te reencuentro. Tu mirada, ya no es juguetona. Tu mirada es opaca, a veces, es esquiva, cansada, mientra que en otras ocasiones, es seria, recta, firme. Miras, hasta encontrar en la mirada del otro, "Al Ser", para traspasarlo con tu "Ser". Pero eres increíble, ¡te reinventas y sigues con tu vida!, con ímpetu, sin rendirte, desarrollando cada vez más nuevos recursos con los que presentarte y dejarte conocer.

Aún, por momentos, observo que, tu sonrisa coquetona y pícara, se torna de semblante serio, en casi triste y decepcionado. Dejando la impresión de que el tiempo y la realidad de la vida te venció. Observo, que te niegas a trasgredir normas, para que con ello puedas alcanzar felicidades superfluas. Ello, es bueno.

Sinceramente, después de tanto tiempo sin verte, tu rostro me sorprendió. 

Me buscaste con tu mirada para saber si seguía siendo yo, y me encontraste. ¡Por fin, nos reencontramos!. Entonces, todo siguió como siempre, como si el tiempo (para nosotros), no hubiese pasado y se hubiese detenido para continuar compartiendo como en los viejos tiempos: con la confianza, serenidad, sinceridad y profundad, con la que sólo las verdaderas amistades, se profesan verdadera comunicación en sus diálogos íntimos.

No obstante, seguiste sorprendiéndome, mi entrañable "Ser Anónimo". Tu esencia, no ha cambiado. Sigues siendo el ser prudente, el estratega, actuando con previsión, con cautela y sobre todo, moviéndote rápido por los laberintos de la vida para seguir alcanzando objetivos y llegar sin descanso a conseguir  metas trazadas, incluso, sin quejarte de las adversidades que te depara cada nueva situación .

No dejas de sorprenderme, de enseñarme. Eres amistad incondicional, mi entrañable "Ser Anónimo". Por ello, como homenaje a tu templanza, a tu coraje, a tu constancia, así como por mi gratitud a tu amistad incondicional, te dedico estas líneas, para que el mundo conozca te conozca  mi entrañable "Ser Anónimo". Mientras sólo te lo digo a modo de secreto: mi mente y mi corazón, sabe quién eres, y siempre estarán contigo, te esperarán y te abrazarán agradecidamente en cada reencuentro que sigas siendo Tú, porque eres mi amigo.
Con esta bella flor, me despido mi bello amigo, sabiéndote que sólo el tiempo y la experiencia han forjado en ti una belleza interior exquisita, que te devuelve tu sonrisa y mirada ya serena, con un trato más maduro, objetivo y como siempre cordial abierto a la vida, siendo ya, casi un maestro.

Mi "Ser Anónimo", mi amigo, gracias por tu ejemplo que queda  lejos del llanto de los caídos, que necesitan ser recogidos para seguir adelante. 

Gracias por tu incondicional amistad, aprecio y cariño.

Gracias por tu ejemplo de tesón, valentía y de sensatez continua.

Para ti, entrañable "Se Anónimo": mi amigo, mi gratitud, cariño y respeto eterno.


María Isabel Gómez Castillo 
Fotografías, de María Isabel Gómez Castillo

viernes, 24 de marzo de 2017

A la espera



Nuevos aromas
despiertan apetitos  contenidos en el tiempo,
que intensos,
fugaces,
claman a la vida.
Vicios de soledades,
vacíos inciertos, los alejan del universo
condenados a la soledad.
Vuelves,
descansas en manantiales que asoman,
esperando ser tórridos causes
de recorridos fecundos.
De María Puccio 
Fotografía de María Puccio 

miércoles, 22 de marzo de 2017

21 de Marzo, día mundial de la Poesía

¡Feliz día de la poesía!
A todos los poetas y poetisas del mundo, en este día señalado por la UNESCO, quien desde 1999 asignó a este día, para celebrarlo como día mundial de la poesía, mis más sinceros saludos y deseos de éxitos, con cada aporte que otorgan a la literatura universal. 
Comparto este saludo, con unos versos de don Fernando Rielo Pardal: 
"No quiero sea despertado el niño
que llevo en mí dormido por el mundo.
¡Que nada lo despierte!
¡Que nada lo despierte!
Ni las flores lo besen o lo acunen
ni sueñe con abejas que lo liben.
Quiero que al mundo duerma 
y en el cielo despierte. 
Cuánto el recuerdo de mi otra niñez
al dolor traslado por el tiempo.
Que en mi sueño de niño
me sigas cultivando.
¡Y tu labio de trigo Padre sea 
beso que hondo surcado lo despierte!"
Fernando Rielo Pardal (1923-2004)
Versos extraídos de una recopilación realizada por una de sus hijas: Isabel Orellana.
Fotografía de Isabel Gómez

lunes, 20 de marzo de 2017

Como parto llegaste


Algodonales viajeros prepararon la cuna
para la llegada del niño,
entre celestes
e intensos azules,
que al ritmo de quenas frescas
alegres sonreían.
Brisas suaves  acariciaban a la madre
quien paciente reposaba su vientre,
mientras tenues lágrimas dulces
la visitaban para besarle.
De pronto…,
Venas obstruidas tomaron vida
tornándose en impetuosos torrentes,
y con éstos…,
¡sus entrañas, volvieron a latir!.
En parto postergado entraste,
como sin previo aviso de gestación.
Nada podía contener tu desconsolado llanto
con presagiados desgarros,
  de donde voces secas se dejaron sentir.
Petunias blancas con Berbenas rojas
durmieron al unísono,
mientras  que los Lúcumos,
emprendieron un viaje precoz.
Ahora, ya no hay Garzas blancas que te adornen,
ni Pistilos para Mariposas en donde posar.
Sólo quedan efectos de Placentas Bajas vencidas,
entre campos de margaritas dormidas
que esperan la luz de un Bólido
cruzando a Júpiter,
para ser,
nuevo equinoccio de Otoño
en el Sur.

María Puccio
Fotografía de María Puccio

domingo, 19 de marzo de 2017

El amor



"El amor no es ciego. El verdadero amor, estimula la inteligencia y despierta los sentidos".
María Isabel Gómez Castillo.
Fotografía de María Isabel Gómez Castillo

sábado, 18 de marzo de 2017

Te escribiré versos


Te escribiré versos, hasta que los Lirios canten,
las campanas bailen
y la noche duerma.
Te escribiré versos…,
hasta que el tic tac del reloj se detenga
como en Ojo Guareña,
mientras juguetones cielos
acompañaron tu sombra.
Te escribiré versos,
hasta que Pompeya despierte
o el Mar del Diablo, sea balsa Mediterránea.
Te escribiré versos…,
ante tus suaves pinceladas
con las que me inspiras y agitas,
me amas y acurrucas,
mientras otros descansan fatigas absurdas.
Te escribiré versos,
hasta que tus lágrimas me acaricien,
tu estampa haga gozo
y tu mirada me sonría.
Te escribiré versos…,
para amarte en el silencio
paseando tu nombre en las consciencias,
entre rosales y amapolas
hasta que la Flor del Beso de Mocóa, te libere.
Te escribiré versos,
hasta que La Parra de Jade,
se gire al sol,
o los campos de algodones,
 vuelvan a ti.

María Puccio
Fotografía de María Puccio

lunes, 13 de marzo de 2017

Me visitas

Llegas como el rocío fresco,
amando amplios campos floridos
en precoz primavera,
bajo suaves cielos  serenos y celestes,
que se pierden en un denso mar.
Como Ocaso tardío,
tu incandescencia expira,
y me llevas a sueños ocultos
para anidar entre floridas Madreselvas.
Mientras…,
mi niña sale a pasear:
alegrando,  alumbra.
Y recorre arrullos,
recogiendo sudores de sollozos
para profundos cántaros de cristal.
Así eres Tú,
Firmamento sin horizonte.
Almendro maduro.
Y te despides,
entre juguetonas nubes,
abrazando historias
presenciadas bajo frondosos hibiscos
de intensos rojos aterciopelados,
para nuevamente
volver vaporoso y fecundo,
amando amplios campos floridos.  



María Puccio
Fotografía de María Puccio

domingo, 12 de marzo de 2017

Así eres Tú


"Presencia continua desde el firmamento, sin horizontes que te contenga, así eres Tú, manjar del cielo que acompañas mi transitar".
María Isabel Gómez Castillo
Fotografía de María Isabel Gomez Castillo


miércoles, 8 de marzo de 2017

Me visitaste


Me visitaste casi desnudo,
y en tu mirada,
una lágrima
como congelada en el tiempo.
¡En tu clara piel llevabas el parto!.
En trino agudo me torné,
rota entre laberintos rojos
con caminos extintos por los que seguir.
Ausentes techo en donde reposar,
lánguidas voces exhalaron
antiguos alientos
de vientres plenos.
Los vientos trajeron escaseces frondosas,
como los de otoños.
Sus vidas hicieron caer
como pétalos y hojas sin retorno,
partiendo hacia inviernos por los que recorrer.
Me visitaste agitado
y exhausto,
en noche de verano bajo luna nueva,
mientras Sirio,
alumbraba nuestra despedida
tras extenuante espera.

María Puccio
Fotografía de María Puccio

domingo, 5 de marzo de 2017

Alma de arrecife


Alma de arrecife…,
vaporoso te elevas hacia el infinito
cual espejismo en el horizonte,
donde se vigorizan las miradas
haciéndote poema entre sueños
con cantos de ballenatos
y de tamborileros Caballitos de Mar.
Profundos acantilados te surcan
y esculpen los rastros de tu presencia,
convirtiéndote en  amplia Marisma
que acogen a extenuados Flamencos
de plumas blancas y coral.
Ciclones  envuelven vigorosa belleza,
y  convierten en frontera devastada
a mustios amores enfrentados.
¡Explosión de Sensaciones!,
me envuelves en  tu naturaleza.
A veces Manglar,
perezoso…,
calmado…,
abierto a la vida…,
¡vuelves!
tras vientos suaves, para ser renovado Mar,
desde laberintos de lunas llenas 
con vitales y sonoras,
diminutas vidas de colores.

María Puccio
Fotografía de María Puccio

miércoles, 1 de marzo de 2017

Entre ríos secos tus leyendas transcurren

Entre ríos secos tus leyendas transcurren
de prisa e intrusas en mi memoria.
Camino vestida de rojo
entre espejos rotos
en desgarrado asfalto que arden
como en noche de San Juan.
Te anclas dejándome voces ausentes
en matinal despertar,
mientras, que somnolienta me llevas
entre azahares por florecer.
Vago, vivo y deambulo,
mientras…
Esperas mi retorno con estrellas que te adornan
entre cielos caprichosos que recogen tu  sudor
para ser la nueva historia
en  brazos inexistentes.
Ya no eres llanto ni lamento,
sólo eres silencio profundo
que como océanos, laten sigilosos entre vientres dormidos
con Pasionarias que te arrullan.
Entre ríos secos tus leyendas transcurren,

para ser cobijo de nueva génesis.
María Puccio
Fotografía de María Puccio