miércoles, 25 de abril de 2018

Zarapitos, en el Humedal de la Poza de la Arenilla en la Punta del Callao



Tu trinar, Zarapito Trinador, me atrapa hasta hechizarme y sucumbirme desde precoces despertares, hasta profundos e intensos atardeceres, en ausencia de  mi Ser para el mundo.
Isabel

martes, 24 de abril de 2018

Hacia la Isla del Frontón, una experiencia en mar picada.



Sin lugar a dudas, el mar, pese a todas las predicciones que sobre él se puedan realizar, cuando en él son esperados los oleajes anómalos, la estancia en el mismo, trae consigo sorpresas como en el corto tramo que presento en el presente video. Hubieron otras experiencias más intensas, pero no siempre todas se pueden registrar. Ésta, quiso ser registrada pese a que fue una de las de mediana intensidad que nos dejó a los tripulantes de una ligera embarcación. Mientras un grupo de aficionados fotógrafos ( entre otras personas), se dirigían en grupo realizar sus mejores cazas fotográficas a la reconocida Isla del Frontón situada enfrente del Puerto del Callao, el qué podía depararles la naturaleza gracias entorno a la Isla, no se sabía. Sólo los que ellos hayan querido y podido registrar, será lo que habrá quedado para el recuerdo, más allá, de lo que hayan podido registrar las pupilas de quienes en aquel día, visitaron la Isla del Frontón, y que ahora en su memoria viva conservan. No sé qué pudieron fotografiar aquellos intrépidos aprendices de fotografía. No sé, qué es lo que buscaban. Lo cierto, es que fue un día para cambio de planes y realizar los mejores planos de una verdadera mar brava, lejana de la civilización. Quién les realiza este compartir, tuvo para con el mar, uno de sus objetivos cumplidos (sin saber que lo iba a cumplir): el experimentar en mar abierto las sensaciones que dejan oleajes anómalos en estado de mar brava en una embarcación de motor, es impresionante, pese a todo el respeto que la Mar se merece por ser verdaderamente traicionara, más aún, el Océano Pacífico en esta zona del Litoral Peruano. Sinceramente, por momentos, si había que ponerle alguna bandera a la mar, debería de ser naranja, sin llegar aún a roja, pero, sinceramente, desconozco las puntuaciones que desde el área de navegación se tienen en cuenta en Perú, para alzar alguna bandera en las zonas costeras, tarea aún pendiente para la Marina de Guerra del Perú o a la entidad que le correspondan señalizar los estados de la mar. Pese a las carencias, existen expertos pescadores que generosamente comparten sus conocimientos sobre mar, ya sea con su prudencia y reserva en el cómo la persona se ha de moverse en ella, o, a través de historias y anécdotas que puedan contar permiten apreciar la experiencia. Por mi parte, tuve las imágenes que necesité, las experiencias que jamás pensé iba a llegar a tener. Y, aunque no hayan sido registradas con un equipo profesional, por lo menos, la mirada, para transmitir las sensaciones experimentadas, ahí han quedado. La dificultad de grabar o fotografiar en estos entornos hostiles, es que la salinidad de la mar, tiene interesantes alcances. Por ejemplo, el Zoom y el Rec, dejaban de responder ante el vapor salino que los vientos soplaban con los oleajes que reventaban en las costas. La visión, era hermosa, pero la tecnología, va por otro lado, y ante ello, seguro que hubo mucho material, que se perdió. Este video, es sólo del inicio de la excursión, lo que vino después, sí que fue para realizar tomas inolvidables, espectaculares, de exposición, específicas del entorno marino. A los expedicionarios, les deseo éxitos en sus tomas, por mi parte, mi pupila estuvo muy atenta a lo que en otros momentos no va a poder encontrar así como así, ya que, no es época de anidaje de aves marinas y las infraestructuras, no se moverán de ahí, pero aquel temporal sí amenazaba a ser casi único e irrepetible. He tenido una gran fortuna haber podido acceder a la Isla, a un temporal con oleaje anómalos, gozar en el mar uno de aquellos oleajes, y con la gracia de Dios, haber podido retornar a tierra firma. Sólo agradecer la pericia y colaboración de quienes han hecho posible de que lleguemos o llegase, a puerto. Fue una experiencia inolvidable. La toma, ha sido con vistas hacia la Isla San Lorenzo, la Isla más grande del litoral peruano. Sólo parte del video, recoge a la Isla del Frontón y de los Islotes que entre ambas Islas se encuentran. Isabel

viernes, 13 de abril de 2018

La belleza paisajística del Humedal La Poza de la Arenilla en la Punta, ...


Cada una de estas imágenes recogidas en el Humedal de la Poza de la Arenilla, en la Punta del Callao, península chalaca, no serían posible, si fuese por la dedicación y paciencia para recoger las tomas, por parte de uno de los pescadores y veladores de este espacio, don Lalo.
Desde su barca, pericias e historias, puedo aprender más acercade de este Humedal, de su historia, y apreciar que cada día, construye su propia historia, ya que no todos los días, presentan el mismo paisaje, cada vez, hay especies diferentes ya sea en mayor o en menor proporción, pero especies, que se se dejan conocer y valorar enriqueciendo no sólo este paraje marino, sino, el conocimiento de la persona.
En esta corta toma, hay varias especies: Garcita blanca pequeña, Garza Huaco de mediana edad y una joven, Gaviota peruana. Más arriba, en las peñas, se encontraban unos alcatraces y, en las orillas, unos tímidos Chorlitos de rocas.
Para este paciente guía, pescador y amigo, mi gratitud y aprecio.
Isabel