viernes, 30 de julio de 2010

TRABAJO SILENCIOSO E HUMANO EN SOPORTE DE UNA MUJER MALTRATADA.


Hay un trabajo silencioso a la vez de humano, el que realizan algunas de las entidades de apoyo a la mujer.
He de señalar, que nada es generalizable, ni para lo positivo así como para lo negativo; sin embargo, frente a estados de impotencia ante parte del sistema judicial y sus entes colaboradores, siempre es de agradecer todo tipo de excepciones profesionales y personales que una persona que padece el maltrato físico y psíquico pueda recibir.
Una de mis experiencias personales a quienes debo dar las gracias es al Centro de Atención a la Víctima de Barcelona, a través de su asistencia telefónica, y concretamente a través de quién a mí personalmente ha orientado y dado un gran apoyo moral en diversos momentos, como es doña Sonia Camacho.
Otra de las instituciones que con el paso del tiempo he recibido un trato digno, habiéndose convertido con el paso del tiempo en una institución que pasó a ser también de mi confianza gracias a su asertiva Trabajadora Social, Martha, es el PAID de Santa Eulalia, de L’Hospitalet de Llobregat.
Guardo especial gratitud a la psicóloga, Adriana de EXIL, en los primeros pasos que inicié hacia mi liberación de mi ex maltratador, así como en el reencuentro conmigo misma y la continuación de mi crecimiento personal.
En este camino, también han jugado un papel importante en mi recuperación a la hora de afrontar todo el proceso judicial vinculado al tema de violencia machista, parte del personal administrativo así como profesores que he tenido en los diversos cursos realizados en el centro de formación de FOMENT. Su presencia, atención y oportunidad, han hecho posible que hoy sea una persona renovada en la esperanza para con la vida así como en la confianza de mi rehacerme profesional y laboral, con mayor confianza y seguridad en mí misma
Así mismo, quiero dar las gracias al centro de formación GPF, quién a través de Fina, Maribel y los profesores que me invitaron a ver nuevos caminos a nivel de formación, han hecho que hoy esté aquí, escribiendo con el compromiso personal de superarme cada día, y de vivir cada avatar de la vida como una manera de aprender algo nuevo para crecer.
Olvidar a mi médica de familia, la doctora Montserrat Saus, sería injusto. En este aspecto, su acompañamiento personal, fue vital para abrirme por primera vez, casi de manera pública, en lo que en mí, era causa de una gran vergüenza por lo que yo siempre había considerado y considero un lastre social. Agradeceré a su persona el tiempo dedicado para proporcionarme el mejor trato humano en lo vinculado a este tema.
Dentro de todo este proceso, he de señalar mi agradecimiento especial a un excelente médico como es el doctor Josep Blanch, quién supo diferenciar diversas realidades en mi persona: paciente que padece un diagnóstico de Fibromialgia, mi estado de mujer maltratada así como la prioritaria: el ser un ser humano con realidades y necesidades, valorando como una de las más importantes, la de superación.
Agradecer a la doctora Torres Psiquiatra del Cap Larrad, por su disposición para encontrar el tratamiento más acertado, el que lejos de ser para una enfermedad de su especialidad, fue el que complementó para el que ya tenía prescrito para la Fibromialgia.
Es obvio, que no puedo dejar de mencionar a unas agrupaciones especiales, que cada en diversas etapas de mi vida una vez dados los acontecimientos de maltrato y Fibromialgia, me apoyaron cada uno dentro de sus posibilidades: TaKillaqta, que me aporto una gran cantidad de amigos que aún conservo. Fibromialgiadelaluz que me brindó el primer paso para interactuar con redes sociales a través de fórums virtuales con personas que habían o estaban padeciendo lo mismo que yo, para finalmente, terminar situándome con Fibromialgiaperu como psicóloga de apoyo a personas que día a día viven situaciones como la mía, siendo una de las experiencias más gratificantes, que al igual que yo, toman sus decisiones para salir adelante y lo consigue.
Dejo al final a los amigos más cercanos, porque sin ellos, muchos de los logros conseguidos hubiese sido difícil de conseguir. Tanto amigos de Perú, como en España, tanto en Barcelona como de otros lugares del país. Ha sido un aprendizaje y crecimiento mutuo, de una realidad humana que nadie elige por la cual pasar, pero de la cual sí se puede elegir dejarla de experimentar.
Con gratitud, a todos lo que han hecho posible, que hoy siga aquí, con un espíritu presente, de apertura, solidario y afable, preparada para seguir creciendo y compartiendo, pero esta vez, experiencias positivas.
Isabel Gómez

2 comentarios:

Ducky dijo...

Tu testimonio sí que será un apoyo muy útil para tantas y tantas personas que sufran situaciones parecidas y que se sientan solas. Tú sabes orientar y les enseñas que es posible salir del túnel.
Felicidades Isabel por ser una luchadora y vencedora.

diablesa dijo...

Cuando la vida se hace dura, aprendes mas rápido, y luchas por buscar alicientes y metas, las personas que le dan todo hecho, al final son mas débiles.
Yo soy ante el maltrato una guerrera, no me gusta la violencia ni en hombres ni en mujeres, no hay mejor cosa que la paz y el amor entre los seres humanos, lo malo que en esta sociedad nos meten por los ojos mucha basura y, hay personas que gustan de copiar, una pena pero así es la vida, amiga Isabel. una abrazo y a seguir adelante.